mercedes paradisoEl sábado 4 de agosto se desarrollará una instancia de capacitación denominada Monitoreo Visual de Cañadas Urbanas, actividad que brindará aportes para que los vecinos puedan realizar monitoreos a partir de herramientas sensoriales. La actividad se origina a partir del interés de los pobladores de la zona del arroyo La Curtiembre por preservar ese curso de agua. Además de los vecinos de aquella área, la invitación es abierta a todos los interesados en la temática.

Monitoreo permanente del arroyo La Curtiembre

Desde hace más de un año, en el marco del proyecto Aguas Urbanas, el Departamento General de Servicios, a través de la intervención de la Dirección de Higiene y la Unidad de Gestión Ambiental (UGA), junto al núcleo interdisciplinario y la Unidad de Extensión de la Universidad de la República (UdelaR), se monitorea la situación del arroyo La Curtiembre.

En este marco y considerando el compromiso de los vecinos de la zona “se ha determinado desarrollar un curso de capacitación que se denomina Monitoreo Visual de Cañadas Urbanas que estará a cargo de referentes del núcleo interdisciplinario”, informó la directora de Higiene de la Intendencia, Mercedes Paradiso.

La jerarca explicó que se aportarán elementos para desarrollar herramientas sensoriales como “la vista y el olfato” y favorecer el conocimiento sobre “qué cosas observar y qué no ver”.

Ha sido comprobado que existe un paralelismo bastante cercano entre la información sensorial y la que puede dar un sensor que, por ejemplo, pueda señalar que índice de PH (medida de acidez o alcalinidad) contiene el arroyo.

“Si vemos que el agua está transparente, que no tiene olor, nos está indicando una calidad del agua que realmente coincide mucho con los sensores de campo”, manifestó.

Aportes a la capacitación de los vecinos

La capacitación se brindará el sábado 4 de agosto, a partir de las 8:30 horas en el salón comunal del barrio “4 de noviembre”, en Vizconde de Mauá y Vázquez Varela, con el objetivo de concientizar y educar en el tratamiento de la contaminación ambiental.

“Estamos poniendo sobre la mesa conservar los arroyos urbanos porque está más que comprobado que es mucho más económico el mantenimiento y conservación, con todos los usos potenciales que el arroyo nos da que permitir su degradación y después tener que intervenir en su recuperación”, aseveró.

En muchos casos, esta recuperación es imposible porque el volumen de la contaminación es demasiado grande.

La capacitación

El curso es abierto, pueden participar los vecinos de los barrios asentados a la vera del curso de agua pero también la invitación es dirigida para el público en general con énfasis especial en sectores como docentes, estudiantes y aquellas personas interesadas en la temática de calidad del agua.
Han sido invitados organismos institucionales y entes del Estado que tienen injerencia directa en el lugar a monitorear.

Las inscripciones se realizan en la página del Centro Universitario de Paysandú, www.cup.edu.uy donde se encuentra la noticia del curso y allí figura la dirección electrónica donde anotarse.

También comunicándose con la Dirección de Higiene pueden inscribirse los interesados en participar del curso.

Las personas que participen del mismo recibirán una constancia de su asistencia.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn