imagen 001En el marco de la segunda fase del proyecto “El Paysandú que queremos”, autoridades departamentales visitaron localidades del interior departamental para adelantar detalles de un trabajo de relevamiento de iniciativas, emprendimientos, fortalezas y capacidades que serán incorporadas a este esquema de trabajo que, desde 2016 y encabezado por el Gobierno Departamental, busca trazar nuevos horizontes de desarrollo para Paysandú.

Nuevas perspectivas para Paysandú

Desde 2016, en el marco de una iniciativa fuertemente impulsada por el Intendente Guillermo Caraballo, la Intendencia asumió el liderazgo en la búsqueda de nuevas alternativas de desarrollo para Paysandú.

Con instancias de participación ciudadana, espacios de capacitación y el aporte de expertos a nivel nacional e internacional, este proceso delineó tres principales líneas de trabajo y, en 2019, comienza a extenderse hacia el interior departamental, donde se trabajará en la identificación de iniciativas locales con potencial de desarrollo.

Muy buena recepción”

La delegación de autoridades estuvo integrada por la directora de Descentralización, Liliana Geninazza, el director de Desarrollo Productivo Sustentable, Sebastián López y la titular del área de Desarrollo Rural, Sandra Zibil, quienes visitaron las localidades de Gallinal y Chapicuy, así como la ciudad de Guichón.

“Tuvimos muy buena recepción de los alcaldes y de la encargada de la Junta Local de Cerro Chato-Gallinal”, indicó Geninazza.

López indicó que, en base a los lineamientos trazados por la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), el proyecto se extiende hacia el interior departamental, donde se planteará “una propuesta similar” a la instrumentada en la capital departamental en 2016 y en las etapas posteriores.

En el interior –agregó- la tarea se extenderá por espacio de un año y estará a cargo de dos técnicas (Analía Remolif y Evangelina Perroni), quienes “desembarcarán en el territorio y realizarán un relevamiento general de emprendimientos locales; emprendedores, trabajos que se estén llevando a cabo, programas que estén desarrollándose, que ya se hayan desarrollado; qué impacto han tenido”.

Indicó que este trabajo generará “una base de datos concisa” que posibilitará, además de la estructuración de estrategias, la llegada más eficiente de políticas departamentales y nacionales a estos territorios, para potenciar y fortalecer focos de desarrollo.

“A nosotros, como Intendencia Departamental, nos servirá muchísimo esta información”, subrayó.

Potenciar fortalezas

En este marco, los actores institucionales locales desempeñarán un rol fundamental en cuanto a oficiar como nexo con estas capacidades y potencialidades de desarrollo.

Sandra Zibil en tanto, aseguró que estas estrategias tienen un enfoque muy nítido en lo local y un hincapié en el desarrollo productivo y fundamentalmente social, donde un aspecto primordial es la sostenibilidad.

Se apunta a que esas localidades del interior, así como su área de influencia, se identifiquen con sus propias capacidades y que “puedan hacer desarrollo”, aprovechando las fortalezas, añadió Zibil.

“Necesitamos levantar esas fortalezas, esas capacidades locales, que identifiquen ese lugar”, indicó.

Visión estratégica y trabajo a largo plazo

Geninazza recordó que este trabajo no implica una prospección primaria o un abordaje puntual, sino que marca una continuidad y se inscribe, en total conocimiento del territorio, en políticas de Estado de desarrollo sostenible “a largo plazo”.

“Ésta es una base que vamos a continuar en la Intendencia de Paysandú para trabajar a futuro. Esto se hace teniendo aggiornado un relevamiento de qué es lo que se ha sembrado; qué es lo que todavía está en pie y sobre qué podemos proyectar”, explicó.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn