logo cecoed 001Con la caída de casi 100 milímetros de lluvia en un corto período de tiempo, “con una gran intensidad desde las 18 y hasta las 20 horas de este miércoles, se produjeron situaciones de anegamientos de viviendas en diferentes lugares de la ciudad que fueron atendidas por el Centro Coordinador de Emergencias que estuvo operativo desde las 19 horas”, señaló el Director de Servicios, Marco García.

Los anegamientos de viviendas y desbordes de pozos negros, fueron atendidos por funcionarios del Departamento de Servicios de la Intendencia, de Bomberos y del Ministerio del Interior.

“Sobre las 20 horas hubo que realizar la evacuación de dos familias cuyas viviendas se vieron afectadas”, indicó.

Hizo referencia a que eventos y fenómenos como el que se vivió este miércoles, si bien hay zonas de la ciudad que son más bajas y se ven más comprometidas como las zonas costeras de arroyos Sacra y La Curtiembre, “estos fenómenos son cada vez más frecuentes no solamente en el departamento sino en todo el país, afectan a toda la ciudad, aún aquellos lugares ya consolidados”.

El hecho que el agua se desplace a velocidad, de vereda a vereda, provoca efectos en la vialidad, en viviendas y en los sistemas de desagûes correspondientes que por el volumen que reciben muchas veces no logran que el mismo se escurra rápidamente.

Fenómenos climáticos que serán más frecuentes

“Es importante tomar conciencia de los acontecimientos que estamos teniendo como consecuencia del cambio climático... estos fenómenos llegaron para quedarse y los tendremos cada vez con mayor frecuencia”, sostuvo García.

El fin de semana anterior la zona afectada fue el sur del país, en Florida, San José, Canelones donde además de precipitaciones hubo granizadas, caídas de árboles y del tendido eléctrico.

En la mañana de este jueves, desde el Centro Coordinador de Emergencias se estuvo en comunicación con los Alcaldes y Alcaldesas para conocer la situación en el interior departamental y la respuesta fue que si bien hubo precipitaciones los registros no fueron tan elevados como en nuestra ciudad y no se realizaron intervenciones de evacuación.

Las dos familias evacuadas en Paysandú se alojaron en casas de familiares o amigos, una de ellas compuesta por una madre con siete hijos y el otro caso se trata de cuatro personas adultas.

El principal objetivo es salvaguardar la vida

“Todos los Comités Departamentales de Emergencias tienen como primer objetivo salvaguardar la vida de las personas...luego los bienes materiales y el medio ambiente. Es necesario señalar que “no son ellos los que definen las políticas a seguir para dar soluciones definitivas a estas situaciones...”, expresó el funcionario.

Para ello están las diferentes instituciones y organismos quienes deben afrontar dichas políticas, “la Intendencia, el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, OSE y los distintos organismos públicos competentes en cada materia”, indicó.

García dijo que el Comité Departamental de Emergencia atiende la urgencia del momento y trata de mitigar algunas situaciones que pueden generarse.

En tal sentido, se trabaja ante la presencia de leishmaniasis, se realizan jornadas y campañas de descacharreo, tareas coordinadas con la Dirección Departamental de Salud, el Ministerio de Desarrollo (MIDES), en tareas de higiene y limpieza.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn