Vecinos de Cerro Chato firmaron escrituras del Plan Mevir

Intendente hablando a vecinos

En el salón comunal de Mevir se firmaron un total de 39 escrituras colectivas en la localidad de Cerro Chato, de las cuales 26 pertenecen al plan I y 13 al plan II del Movimiento de Erradicación de la Vivienda Insalubre Rural (Mevir). “Debe haber pocas cosas en el Estado Uruguayo que tengan un sentido de permanencia, continuidad y pertenencia con la gente como lo hace Mevir”, destacó el intendente Nicolás Olivera.

La tranquilidad del hogar

El intendente remarcó que a través de la vivienda “se resuelven un montón de problemas” más allá de que “cada uno de nosotros tiene un millón de problemas, pero cuando uno tiene un techo se resuelven varios”.

En este sentido, hizo hincapié de que Mevir es una política de estado que mantiene su permanencia desde sus inicios. “El rumbo siempre es importante, y ese rumbo lo trazó Don Alberto Gallinal”.

Olivera señaló que uno de los momentos más lindos en la vida es tener la casa propia, y el segundo momento es la firma. “Sentir que todo ese esfuerzo, de haber trabajado con frío, lluvia y sol, en donde fue un desafío para muchos que nunca habían agarrado una cuchara, se construye la casa, con el condimento del único componente que tiene que estar presente para que las cosas importantes pasen, que es el sacrificio”.

El intendente destacó la labor de las mujeres dentro de Mevir, siendo pilares fundamentales en la concreción de los hogares.

Vecinos firmando títulos de su vivienda

Se necesitan certezas”

“Después de ese enorme sacrificio que es construir la casa, pasan muchos años con un cumplimiento regular, pago de cuota, hasta que llega este momento, que es otro de los momentos felices”, remarcó el intendente.

Olivera señaló que más allá de tener el techo y la comodidad de “ver llover desde adentro”, las personas “necesitan certezas”, que se dan al momento de la firma para que “luego de tanto esfuerzo económico, le pueda quedar para sus hijos y familias”.

Al llegar al salón comunal de Mevir, Olivera saludó uno a uno a los presentes, en donde “vi no menos de tres generaciones juntas, los más grandes que fueron participantes, sus hijos, sus nietos y quizás haya algún otro eslabón; eso es Mevir”.

Más de 20 años

El subsecretario de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Tabaré Hackenbruch, destacó la labor que lleva adelante Mevir en todo el país a lo largo de todos los años, desde su creación, en 1967. “Es una ayuda, pero no siempre alcanza porque cuando se termina un Mevir, hay otra solicitud para hacer otro nuevo”.

Por su parte, la vicepresidente de Mevir, Cristina Secco, celebró la firma de las 39 escrituras en Cerro Chato. “Llegó el día de ustedes, luego de tantos años y de tantas historias desde aquel 1997 con el intendente, el Dr. Jorge Larrañaga, quien impulsó para hacer la obra de Mevir”.

“Gracias a las cuotas que ustedes pagaron, a que cumplieron con la selección de construcción y todo lo que ha pasado durante todo este tiempo, llegó el día en que van a ser propietarios de las casas”.

Secco señaló que Mevir tiene 55.000 viviendas realizadas y más de 700 escrituras hechas y que, con el paso del tiempo, ha cambiado debido a que ahora se realizan viviendas en localidades de hasta 15.000 habitantes. “Así como ustedes pagaron las cuotas mes a mes durante tantos años, hay muchos pueblos del Uruguay que pueden seguir haciendo comunidad como es Mevir”, destacó.

En este sentido, la vicepresidente indicó además que actualmente se están realizando casas de madera “que no son cabañas”, sino que van encastradas las maderas y por fuera bloques”, así como también se están construyendo casas con bloques celulares “que se pueden serruchar y amoldarlos a los lugares en donde hay que colocarlos”, siendo “una obra más limpia debido a que no se utiliza portland sino que se hace con un material especial y en cinco meses se puede construir la vivienda”.

Intendente junto a vecinos

Un día especial”

Mario Vidiella, vecino de Mevir, indicó que “es un día especial para todos los vecinos” y recordó cuando se iniciaron los trámites, “pensábamos que era imposible” reconoció. Pero el tiempo pasó “y llegó el gran día de tener los títulos para que las familias sean dueñas de algo que costó muchísimo”.

Asimismo, rememoró que en un principio les negaron realizar Mevir en Cerro Chato y “nos querían llevar a Gallinal, pero dijimos que no”, y con la ayuda del intendente Larrañaga se logró. “Fue un pilar fundamental para que este pueblo saliera, gracias a él que la luchó”, remarcó Vidiella ante el aplauso de todos los vecinos presentes.

Leave A Reply

15 − catorce =