Intendencia y Centro Veterinario alcanzaron acuerdo para castraciones, con fuerte componente educativo

La Intendencia y el Centro Médico Veterinario de Paysandú alcanzaron un acuerdo que permitirá avanzar sustantivamente con el programa de castraciones, con mejores condiciones para los animales, más educación y componentes como la docencia veterinaria y el cuidado responsable. La firma se llevó a cabo el martes en el Salón Rojo, con la presencia del Intendente Nicolás Olivera y otras autoridades de las instituciones firmantes.

Una estrategia clara

En el presente periodo la Intendencia ha implementado nuevas políticas de tenencia y control de animales domésticos, con énfasis en la educación y en un programa de castraciones verdaderamente efectivo, con tareas preliminares de relevamiento.

Como parte sustancial de estas estrategias, se alcanzó un acuerdo con el Centro Médico Veterinario de Paysandú (subcomisión Pequeños Animales) que permitirá la realización de más castraciones, que se llevarán a cabo a partir de los datos relevados por la Intendencia, en los quirófanos de las clínicas veterinarias que conforman esta asociación.

La directora de Promoción Social, Guadalupe Caballero, indicó que meses de “arduo trabajo” permitieron desembocar en la firma de este convenio, que no solamente contempla la realización de castraciones, sino también el desarrollo de campañas de educación, la identificación de los animales (colocación de chips), la generación temprana de conciencia acerca de la tenencia responsable y un trabajo de docencia que llevarán adelante los veterinarios en el marco de los procedimientos quirúrgicos.

“Referimos a la educación no solamente del adulto, sino la que se imparte desde los primeros años, trabajando desde los Centros CAIF. Consideramos que es necesario despertar el sentimiento de la tenencia responsable desde las primeras etapas de la niñez”, afirmó.

Con el aporte económico del Instituto Nacional de Bienestar Animal (INBA) y a partir de los datos relevados por la Intendencia a través del censo canino, los propietarios que no cuentan con los recursos para financiar la esterilización, previamente derivados, podrán llevar su animal a la clínica veterinaria asignada, donde se llevará a cabo el procedimiento en las debidas condiciones de quirófano, incluida la colocación de chip.

El convenio prevé la realización de unas 3.000 castraciones en el transcurso de un año y desde la Intendencia ya comenzó la campaña de información y concientización, donde entre otros aspectos se hace hincapié en los beneficios de la castración, la seguridad del procedimiento y el positivo impacto social que tendrá la campaña.

Trabajar con todos los actores

El Intendente Olivera consideró que el bienestar animal, en particular de las pequeñas mascotas, es un tema muy sensible, que debe abordarse con una estrategia diversificada y a través de actores diversos.

Por consiguiente, en vez de solamente asignar una partida económica a una oenegé, la Intendencia, con “la castración como buque insignia”, decidió asumir un rol protagónico y avanzar en una estrategia integral que, al margen de posibles aciertos y errores, constituyese un rumbo claro y consensuado en este tema.

“La castración es la manera consciente de ir controlando esa superpoblación”, sostuvo el Intendente y destacó el impacto que, en el marco de este convenio y en consonancia con los lineamientos del Centro Veterinario, tendrá la concientización y la información, herramientas claves para el abordaje de esta problemática.

“El Centro Veterinario tuvo la voluntad de estar en esto desde el día uno”, subrayó y aseguró que las oenegés también tendrán un rol relevante en este proceso, en el marco de la diversidad de estrategias que se implementarán.

“Esa gente es parte tan importante como cualquiera de los que estamos acá”, añadió.

Leave A Reply

diez + uno =