Alumbrado Público ha atendido reclamos en 35 zonas diferentes tras la turbonada

La Dirección de Alumbrado Público de la Intendencia Departamental viene trabajando de manera paralela a las tareas que se vienen realizando desde el Cecoed tras lo que fuera la turbonada del pasado 11 de julio. En este sentido, se han atendido todas las situaciones y denuncias que han llegado, como por ejemplo caída de columnas y roturas de cables. “El equipo de Alumbrado Público ha logrado que estemos por llegar en estos días a la zona de la Costanera, que es la única en la que tenemos carencia de iluminación, y por eso pedimos disculpas a la población”, señaló el director general de Obras, Horacio Mársico.

50 columnas repuestas

Desde Alumbrado Público se venía trabajando en generar barrios con nueva iluminación, a la vez que, en conjunto con la Dirección de Descentralización, se realizó un relevamiento en el interior departamental. “Estos temas se han dilatado en función que tuvimos 35 zonas en donde el alumbrado se cayó tras lo que fue la turbonada del 11 de julio”, explicó Mársico.

Esto generó que se hayan colocado 3.500 metros de cable, 50 luminarias y 50 columnas que fueron repuestas. “A menos de un mes, el equipo de Alumbrado Público ha logrado que estemos por llegar en estos días a la zona de la Costanera que es la única que tenemos carencias de iluminación y por eso le pedimos disculpas a la población”, añadió.

Mársico recordó que ya se había adelantado de que los espacios de ocio serían los últimos en contar con iluminación luego de la turbonada dado que “lo primordial son los espacios seguros para la gente, en los barrios”.

Nos abocamos a sacar riesgos”

Estuvimos tres días reviendo situaciones de columnas caídas, de cables en los techos”, informó el director de Alumbrado Público, Héctor Acland. En este sentido, aseguró que “la primera semana nos abocamos a sacar riesgos, si bien hicimos una evaluación de los daños causados, lo primero que hicimos fue darle seguridad a las personas”.

“La turbonada ocasionó muchas pérdidas”, lamentó Acland, quien además indicó que se ha trabajado de manera conjunta con UTE. “Uno de los mayores inconvenientes que teníamos era que si no accionábamos rápido podía ocasionar una desgracia en la población si se quedaba un cable de alta tensión en la calle”.

En este sentido, el director de Alumbrado Público indicó que se hicieron más de 30 intervenciones que no pertenecían a su dependencia “pero había familias en riesgo y no mirábamos de quién era el cable”, sino que se trabajó de forma conjunta con otras instituciones.

Asimismo, señaló que hubo 35 zonas afectadas –principalmente la zona Norte– de las cuales ya se ha completado el trabajo en un 90%. Acland aclaró que no se han hecho solamente reposiciones, sino que también se han realizado reparaciones en las luminarias para que quedaran en funcionamiento.

En tanto que aseguró que las prioridades de arreglos se van marcando en la dirección de Alumbrado Público; “la prioridad la tienen las zonas oscuras o muy oscuras”, afirmó.

La gente se está acostumbrado a que siempre se da una respuesta cuando se realiza un reclamo; la respuesta puede ser positiva o negativa, pero siempre hay una respuesta”, aseveró.

Leave A Reply

7 − 3 =