Se llevan entregados más de 15 millones de pesos en materiales

El intendente Nicolás Olivera rindió cuentas de los pasos dados y lo que se proyecta para los próximos días en relación a la emergencia que vive nuestro departamento derivado del desastre climático vivido el pasado lunes 11 de julio. Según indicó, hasta el momento se llevan invertido unos 15 millones de pesos en materiales que ya fueron entregados a varias de las familias afectadas. “Exhortamos a colaborar, a ayudar y ser parte de la solución, no ser parte del problema”, sentenció Olivera.

Control de la situación”

El intendente destacó el profesionalismo con el que viene trabajando el Cecoed desde el pasado 11 de julio, asegurando además que “en todo momento se ha estado en control de la situación, hemos monitoreado, venimos sabiendo lo que se hace bien y si hay errores lo detectamos y solucionamos”.

En este sentido lamentó la magnitud del evento que se vivió en Paysandú, en donde unas 30.000 personas quedaron sin luz, hubo 1.200 árboles caídos y hubo 7.000 personas afectadas directamente producto de la turbonada. Asimismo, indicó que se ha mantenido contacto telefónico con los damnificados dando certezas de los pasos que se vienen dando y los que se darán; “queremos que la gente esté informada sobre lo que está pasando y lo que va a pasar”.

Olivera resaltó la presencia de diferentes autoridades que llegaron a nuestra ciudad la pasada semana dispuestas a colaborar en donde, por ejemplo, el director Nacional de Arquitectura del Ministerio de Transporte y Obras Públicas “sinceró la vocación de poder colaborar a través de un convenio con la Intendencia para asistir a instituciones deportivas a través de materiales”, así como también la llegada de autoridades de Onfi y OFI, quienes comprometieron apoyo. En tanto que la Dirección Nacional de Vivienda también comprometió asistencia directa “para hacer frente a la enorme demanda que tenemos”.

1.600 denuncias

De acuerdo a los datos obtenidos, se registraron 1.730 denuncias a nivel policial, de las cuales 1.600 llegaron al Cecoed con un gran pico en los primeros días. “Hemos dispuesto que hasta el pasado viernes el Cecoed tomara denuncias a aquellos que se sintieron afectados, se dio un plazo razonable de dos semanas”, indicó Olivera.

La mayoría de las denuncias se registraron en la zona norte de la ciudad, abarcando el barrio Purificación 3, Nuevo Paysandú, Barrio Norte. De las 1.600 denuncias, 982 corresponden a la zona norte de la ciudad, 371 a la sur, 82 a la este y 165 a la zona del centro.

En este sentido, el equipo técnico de la Intendencia, del Ministerio de Vivienda y la Sociedad de Arquitectos –que han colaborado en la emergencia– ha realizado 1.320 visitas. “En el día 18 o 19 a partir del evento –que fue el 11 de julio—terminaremos con todos los relevamientos, lo que nos permite tener una buena muestra de lo que sucederá en los próximos días”, aseguró el intendente.

De todas las denuncias recibidas por el Cecoed, “no todas precisan asistencia de materiales, algunas precisan otro tipo de asistencia”. En este sentido, se hará entrega de materiales a unas 1.120 viviendas aproximadamente, de acuerdo a la proyección realizada.

Esto significa que, al día 26 de ocurrido el fuerte viento “deberíamos finalizar con entregas y atención a las familias afectadas”, aseguró Olivera.

Priorizar entregas”

De las 1.320 familias relevadas hasta el día de la fecha, 642 sufrieron una afectación alta, 452 baja y 226 muy baja. Hasta el momento, se vienen realizando entregas en 352 viviendas, lo que indica que se llevan atendidos un 31,4% de las 1.120 proyectadas.

“Estamos en etapa de priorizar entregas, haciendo hincapié en aquella atención en viviendas que hacen a su habitabilidad, así se lo hemos hecho saber a aquellos que no corresponde”, señaló Olivera.

Remarcó que se están atendiendo los casos que fueron catalogados como prioritarios por el equipo de profesionales, por lo que los de “menos prioridad van a quedar en la última etapa de la intervención” debido a que “la intención es atender primero a los casos más graves”.

Más de 35.000 ladrillos y casi 6.000 chapas

De acuerdo a los datos brindados, al día de la fecha se llevan entregadas 5.597 chapas, 1.215 perfiles, 1.920 tirantes, 1.440 bolsas de portland, 300 metros de arena y 35.550 ladrillos. Asimismo, se han entregado 265 colchones, 286 frazadas, 113 kits de limpieza, 266 canastas de alimentos y ropa.

“Al día de hoy, en materiales, se llevan invertidos unos 15 millones de pesos y se proyecta que sean unos 45 millones de pesos” al finalizar las entregas, a lo que se le debe sumar la logística, los jornales de los trabajadores, entre otros.

Olivera indicó además que la entrega de materiales se viene dando de acuerdo a la disponibilidad de los mismos, dado que, por ejemplo, “no es la mejor época para conseguir ladrillos en el departamento”; a la vez que las “fábricas de chapas están trabajando al tope para asistir a los afectados”.

“El Cecoed siempre ha tenido el control de la situación; es el fruto del trabajo de cientos de personas para resolver lo antes posible esta situación”, remarcó Olivera. En este sentido, se está dando “una estimación de tiempo porque queremos ser profesionales en honor del trabajo de muchísima gente que no ha descansado desde el día del evento”.

Ser parte de la solución”

El intendente agradeció la colaboración de la población, en momentos que fueron “tremendos” pero que “hacen aflorar las cosas buenas de los sanduceros”. “Exhorto a las colectividades políticas, sociales, a los movimientos, a sumar; no pido mucho”.

Pido que, en momentos de emergencia y crisis, con autoridades que estamos a cargo de la situación, en donde el mandato número uno es mantener el rumbo cierto, dar certezas en los pasos a dar”.

“Exhorto a colaborar, a ayudar y ser parte de la solución, no ser parte del problema. No se ayuda en nada generando convocatorias públicas –como vi en un comunicado– para decir el desastre que está haciendo el Comité Departamental de Emergencia a nivel logístico y a nivel político”. “Acá no se maneja política, acá no se pregunta a quién vota cada uno del Cecoed, ni a cada uno de los afectados, esas cosas dividen más que sumar”, remarcó.

En este sentido, llamó a “ponernos del lado de la solución; tenemos un tremendo problema que resolver y que estamos resolviendo”.

Brindar soluciones

“Toda persona que haya visto afectada su vivienda y entre dentro de probabilidad de habitabilidad de vivienda, va a recibir asistencia dentro de los criterios de prioridad”, aseguró el intendente quien además remarcó que se estima una proyección de 1.120 viviendas que se atenderán.

Por otra parte, indicó que el Cecoed puede brindar asistencia en cuanto a chapas, tirantes, perfiles, ladrillos, entre otros, de acuerdo a la disponibilidad, pero en caso de que una vivienda cuente con techo de isopanel, cielorraso u otras prestaciones que no se pueden resolver y dispongan de recursos, se ofrecerá una línea de créditos subsidiado. “Hay varias formas de atender apelando a un criterio de solidaridad”, señaló.

Asimismo, recordó que desde Inacoop se están ofreciendo préstamos sin intereses para las cooperativas y desde la Dirección Nacional de Vivienda se realiza un relevamiento a cooperativas para brindar apoyos.

En tanto que el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca declarará la emergencia para más de 50 productores hortícolas que se vieron afectados para generar líneas de créditos con períodos de gracia. Según una estimación realizada por la Dirección de Desarrollo Estratégico y Sostenible de la Intendencia, hubo una afectación en invernáculos estimada en 1.200.000 dólares, a lo que se le debe sumar las pérdidas de producción y lo que costará recomponer el círculo productivo.

Leave A Reply

diez − 9 =