La situación “fue rápidamente atendida” destacó el Intendente Farinha en relación a la emergencia generada por los fuertes vientos

Gracias a la rápida intervención del Comité Departamental de Emergencias, está bajo control la grave situación generada en Paysandú como consecuencia de los fuertes vientos registrados durante la mañana de este lunes. En conferencia de prensa, el Intendente interino Fermín Farinha, acompañado por autoridades nacionales y departamentales, informó acerca de la magnitud de los daños, confirmó que varias personas resultaron lesionadas y transmitió tranquilidad a la población manifestando que se viene trabajando procurando dar respuesta a la contingencia primaria. También quedó confirmada para mañana la llegada a Paysandú del Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quien se reunirá con los integrantes del Comité de Emergencias.

Emergencia Departamental

Próximo a las 6:45 de la madrugada de este lunes se registró en Paysandú una turbonada con vientos de hasta 120 kilómetros por hora que provocaron graves daños en cientos de viviendas y otras infraestructuras, tanto en la capital departamental como en localidades del interior, dejando prácticamente sin hogar y sin servicios a centenares de familias.

Bajo estatus de Emergencia Departamental, con el Intendente interino, Dr. Fermín Farinha, coordinando los operativos y reuniendo información acerca de la magnitud de los daños, desde el primer momento varias cuadrillas de la Intendencia fueron desplegadas en diferentes zonas con el objetivo de atender a los damnificados, restablecer el tránsito interrumpido por la caída de árboles y ejecutar acciones concretas asociadas al derrumbamiento de muros y otros daños que podían comprometer la seguridad de los vecinos.

Los datos preliminares daban cuenta de vientos de 120 kilómetros por hora, 800 denuncias por voladuras de techos, al menos cien muros perimetrales afectados, más de 1.000 árboles caídos y cables dañados, con cortes de suministro tanto eléctrico como de agua potable.

El fenómeno también afectó varias zonas del interior departamental, inscriptas en los municipios de Piedras Coloradas y de Porvenir.

Desde las primeras horas de la mañana el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (Cecoed) redobló su operativa con el cometido de atender los centenares de reclamos y solicitudes de ayuda, provenientes fundamentalmente de las zonas suburbanas, donde se concentró el mayor porcentaje de los daños.

Operativo en base a prioridades

Ante la magnitud de la emergencia, Fermín Farinha desde tempranas horas estableció su base operativa en el Cecoed en procura de gestionar directamente la información y disponer las acciones necesarias para garantizar la seguridad de los más afectados.

En un primer contacto con los medios de prensa, transmitió tranquilidad a la población al informar acerca de todos los operativos que estaban en pleno desarrollo, al tiempo que exhortó a minimizar la circulación, particularmente en las zonas más afectadas, donde todavía quedaban árboles y tendido eléctrico caídos.

También informó que se estaban disponiendo todos los recursos para atender la emergencia y también se estaban acondicionando espacios para dar alojamiento a los damnificados. “Todo el personal de la Intendencia está en la calle”, confirmó Farinha en ese momento.

Se toma control de la situación

Ya sobre el mediodía, con el Intendente Nicolás Olivera monitoreando la situación en forma permanente desde España, Farinha se reunió nuevamente con integrantes del Comité de Emergencias para realizar una puesta a punto de los operativos y actualizar la información.

A esa hora se confirmó que varias personas habían resultado lesionadas y eran atendidas en diferentes centros de salud, en tanto se anunció la inminente llegada a Paysandú del ministro de Defensa, Javier García y del director del Sistema Nacional de Emergencias (Sinae), Sergio Rico.

También se solicitó a la población minimizar el tránsito por la zona balnearia, dada la cantidad de restos de árboles caídos que permanecían sin remover, en tanto se informó de la llegada de refuerzo logístico proveniente de municipios y de la Comisión Técnica Mixta (CTM), así como apoyo de la Dirección Nacional de Bomberos.

En este sentido, las autoridades hicieron hincapié en la necesidad de evitar riesgos y dejar en manos de las instituciones las tareas de remoción de árboles caídos adyacentes a tendidos eléctricos, debido al alto riesgo que esto conlleva.

“No alentamos la actuación directa en estas situaciones”, subrayó Farinha, quien igualmente destacó la solidaridad de muchas personas que, incluso asumiendo riesgos innecesarios, acudieron en ayuda de algún vecino.

Conferencia de prensa

Los operativos se centraron fundamentalmente en la atención de las familias damnificadas. Desde el Cecoed y a través de la Dirección de Promoción Social, rápidamente se conformaron equipos con asistentes sociales y se realizaron las primeas evaluaciones en zonas como Nuevo Paysandú, Curupí, P3 y Velódromo, estableciéndose prioridades, coordinando la entrega de asistencia alimenticia en refugios y acondicionando espacios para recibir damnificados en el Estadio Cerrado y en faroles comunitarios.

Próximo a las 16 horas, el Intendente Farinha y el director del Sinae, Sergio Rico, efectuaron una recorrida por las zonas más afectadas y realizaron un balance preliminar de los daños con el objetivo de coordinar la llegada de ayuda destinada a los damnificados, tales como frazadas, almohadas, colchones y kits de aseo personal.

Asimismo, se obtuvieron los primeros datos que resultarán relevantes en una segunda etapa, cuando se dispongan materiales para la reconstrucción de algunas infraestructuras, en particular viviendas.

A las 17:45, ya con la presencia del ministro de Defensa, Javier García y de otras autoridades, se llevó a cabo una conferencia de prensa en el Salón Rojo del Palacio Municipal, en cuyo transcurso Farinha ratificó que la situación “fue rápidamente atendida por los servicios de la Intendencia Departamental” desde el Cecoed, en coordinación con varias instituciones que lo componen como el Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el Ministerio del Interior, el Ejército y organismos como UTE y OSE.

Confirmó que ya se había normalizado la circulación vehicular, tanto dentro como en los alrededores de la capital departamental, incluidos los tramos de ruta nacional que se habían visto obstaculizados por la caída de árboles.

También informó que persistían algunas dificultades con el suministro de agua potable y energía eléctrica en algunas zonas, para lo cual se estaba trabajando desde tempranas horas y ya entrada la nochecita de este lunes.

Asimismo, confirmó que el Estadio Cerrado “8 de Junio” fue acondicionado para recibir a personas damnificadas, habiéndose dispuesto los correspondientes servicios de atención coordinados por la Dirección de Promoción Social.

Quienes tengan la necesidad de recibir alojamiento en este espacio, pueden solicitarlo a través de 4722 1505 del Cecoed o también comunicándose con el 1865 de la Intendencia de Paysandú.

Si bien se registró un total de 39 personas con lesiones de diversa entidad que fueron atendidas en diferentes centros de salud, Farinha destacó particularmente que no hubiese que lamentar víctimas fatales, tomando en consideración la magnitud de un fenómeno que causó cuantiosos daños materiales.

“Afortunadamente no tenemos que lamentar que un sanducero haya experimentado un daño grave a su integridad física”, comentó el Intendente y efectuó la correspondiente salvedad al referir a un siniestro de tránsito de carácter grave, que se registró en las primeras horas de la mañana y que involucró a un birrodado y a un móvil de Bomberos que se dirigía a atender los primeros llamados.

Destacó especialmente el desempeño de los funcionarios de varias instituciones que, a poco de haberse registrado el fenómeno, salieron a la calle a prestar asistencia a los afectados y a colaborar en el restablecimiento del tránsito, así como a conjurar otras situaciones que comprometían la seguridad de muchas personas.

“También desde las primeras horas se ha mantenido en contacto el Intendente Nicolás Olivera, quien desde el primer momento coordinó con autoridades departamentales y nacionales para que la respuesta fuese inmediata. También se ha comunicado con nosotros el secretario de Presidencia, Álvaro Delgado, poniéndose a disposición”, comentó Farinha.

Asimismo, confirmó que mañana arribará a Paysandú el Presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quien se reunirá con los integrantes del Comité de Emergencias.

La llegada del Presidente -afirmó- “supone un respaldo” y confirma la existencia de “una comunicación directa con el Gobierno Nacional” y con instituciones como el Sinae, desde donde ya se coordina el envío de asistencia.

Rapidez y profesionalismo

Por su parte, el ministro Álvaro García destacó el desempeño de las instituciones que integran el Comité Departamental de Emergencias, cuya rápida respuesta posibilitó el rápido control de las consecuencias de “un evento climático grave”.

“A esta hora de la tarde uno puede decir que el Gobierno Departamental, el Cecoed, todas las instituciones de Paysandú, han trabajado con rapidez, con profesionalismo y una eficacia que quiero destacar. En este minuto, con las consecuencias de lo sucedido esta mañana, está controlado”, subrayó.

El ministro confirmó que, debido a la caída de un cable de alta tensión, las instalaciones de Pasos de Frontera del Puente “General Artigas” vieron afectada su operativa, debiéndose interrumpir el tránsito por el tendido, situación que se normalizará en las próximas horas, hasta tanto se recomienda ingresar o salir del país por los tendidos de Salto y Fray Bentos.

Leave A Reply

cinco + 13 =