En agosto comenzará la fiscalización electrónica en tránsito

En los primeros días de agosto comenzará a funcionar el proceso de fiscalización electrónica que ha decidido llevar adelante la Dirección de Tránsito con la colocación de cuatros puntos fijos en la ciudad y dos radares que serán móviles. “La idea es tener mayor fiscalización y cumplir con uno de los objetivos de la dirección, que es reducir la velocidad de circulación en el departamento, sobre todo en la ciudad dado que es una de las principales causas de la gravedad de los accidentes”, indicó el director de Tránsito, Braulio Álvarez.

Cuatro puntos fijos

Luego de realizar el correspondiente llamado a licitación pública y cumplido el proceso de adjudicación, la empresa Siemsa se encuentra colocando radares en cuatros puntos fijos de la ciudad.

Uno de ellos estará ubicado en avenida Salto y Zorrilla de San Martín, otro en República Argentina y Enrique Chaplin, habrá otro en avenida Salto y Grito de Asencio, en tanto que el restante estará en avenida Roldán a la altura del barrio Los Ceibos.

Asimismo, habrá dos radares móviles que harán controles esporádicos de mayor impacto en diferentes puntos del departamento. “Controlar la velocidad en las calles preferenciales, que son uno de los mayores puntos críticos que tenemos hoy en cuanto a siniestralidad”, señaló Álvarez.

Velocidad controlada

El director de Tránsito explicó que la velocidad varía de acuerdo a la zona. En avenidas el máximo permitido es de 60 o 75 kilómetros por hora para autos y camionetas (dependiendo de la avenida) y en algunos puntos es de 45 kilómetros por hora debido a la alta densidad poblacional.

Para ello, se está procediendo a un recambio en la totalidad de la cartelería en diferentes puntos fijos de la ciudad.

El proceso quedará operativo “a principios de agosto en una primera etapa de prueba debido a que requiere de instalación, capacitación con personal que ya está designado para esa tarea dado que se dispondrá de una zona dedicada al control y chequeo de infracciones”, explicó.

Dos sistemas de controles

El proceso de fiscalización electrónica tendrá además dos sistemas de controles, uno lo realiza la empresa adjudicataria y otro la Intendencia Departamental.

“El aparato detecta la infracción, toma una fotografía o saca una muestra en video que luego lleva el control de la empresa y de nosotros antes de que le llegue al contribuyente la sanción”, explicó Álvarez.

A la vez que indicó que habrá un período en el que se almacenará el registro para que el contribuyente pueda realizar los descargos correspondientes en caso de que entienda que fue injustamente sancionado.

Leave A Reply

dos + 14 =