Avanzan las obras de los pluviales de calle Tacuarembó

Avanzan a buen ritmo las obras de los pluviales de calle Tacuarembó que comenzaron hace algunos días y demandarán varios meses de trabajo. “La visión del intendente fue de utilizar los fondos extraordinarios para obras extraordinarias, y este pluvial está enmarcado en el microcentro de la ciudad con vecinos que vivieron durante años con una zanja en la vereda, inundaciones permanentes y sin solución”, indicó el director general de Obras, Horacio Mársico.

Solución al problema

En el marco de la utilización de fondos extraordinarios para obras extraordinarias, haciendo referencia al Fideicomiso, es que se está llevando adelante esta obra que conlleva una importante inversión.

“Hemos estudiado el tema para buscarle una solución”, aseguró Mársico. En este sentido, remarcó que es una obra necesaria para la ciudad y que servirá para consolidarla dado que a partir de que concluya “los vecinos van a dejar de tener el problema de inundación o que el saneamiento no pueda salir en los momentos de lluvias medias o intensas”.

“Los componentes de la obra son para dejar la zona totalmente saneada en cuanto a desagües pluviales”, aseguró el director General de Obras.

Tubos prefabricados

En estos momentos se están colocando tubos prefabricados de hormigón con un tamaño de 2.50×1.20 metros debajo del Colector Industrial en la zona del Paseo de los Niños. Se está realizando un macro drenaje con “un gran ducto de hormigón armado que va por el eje de la calzada, variando su sección en longitud”, explicó el director de la obra, Gustavo Belvisi.

Esto irá hasta la calle Silván Fernández, desde donde saldrán dos conectores laterales a lo que se denomina micro drenaje que llevan a este colector primario. Uno de ellos va por Silván Fernández entre Lucas Píriz y Tacuarembó, y el otro irá por calle Libertad desde avenida Salto hasta Tacuarembó.

“Se eligió una alternativa que minimice riesgos con impacto hacia los vecinos”, indicó, a la vez que aclaró que los trabajos comenzaron en una zona sensible debido a que concurren niños, por lo que se solicita que, más allá de estar debidamente señalizado, exista un especial cuidado con los niños.

El procedimiento

“Son tubos de hormigón prefabricados de gran porte que van asentados sobre el suelo cementado que se van colocando de a uno siendo meticuloso en la nivelación y el sellado entre las unidades”, explicó Belvisi.

“Venimos trabajando a un buen ritmo, que lo iremos mejorando la próxima semana con una grúa que permitirá acelerar los tiempos y mejorar, teniendo en cuenta que hay filtraciones y tenemos que sacar el agua a media que avanzamos con la obra”. “Estamos conformes con lo realizado”, aseguró.

Una vez culminada esa parte se continuará por calle Tacuarembó hasta Carlos Albo con los tubos de gran porte, en una intersección en donde se realiza “la mayor captación de agua, dado que es el punto más neurálgico del problema”, indicó.

Luego se pasa a tubos más chicos, 1.50×1.20 metros, utilizando la misma técnica para luego continuar con un entubado circular de Polietileno de Alta Densidad hasta las calles Tacuarembó y Setembrino Pereda.

“El hormigón admite más agua, tiene una durabilidad infinita, ayuda al escurrimiento del agua e influye en la calidad del drenaje, en una forma que permite un régimen laminar, es decir, lento de evacuación que resulta más ventajoso a los fines de una rápida evacuación de aguas pluviales”, explicó Belvisi.

Leave A Reply

14 + 20 =