El Intendente Nicolás Olivera encabezó la presentación del Observatorio Gastronómico

Aquí el único requisito es tener pasión por lo que se hace en gastronomía y el deseo de probar cosas, de innovar”, destacó este jueves el Intendente Nicolás Olivera en el marco del lanzamiento del Observatorio Gastronómico, un proyecto de la Intendencia que apuesta al rescate y la revalorización de las prácticas gastronómicas típicamente sanduceras, con énfasis en la difusión, la transmisión de conocimiento y la generación de una marca que distinga a los productos generados en este proceso. La actividad se realizó en “La Pulpería” de Casa Blanca e incluyó degustaciones de quesos y dulce de leche elaborados con ingredientes típicamente sanduceros.

Un lugar para volar”

Coordinado desde la Dirección de Desarrollo Productivo, dependiente del Departamento de Desarrollo Estratégico y Sostenible, el Observatorio Gastronómico es un proyecto que busca, entre otros objetivos, identificar y poner en valor las prácticas gastronómicas típicamente sanduceras, estableciéndose un proceso de sistematización, investigación y divulgación orientado a delimitar una marca capaz de condensar toda esa tradición, con un alto estándar de calidad aportado desde la academia.

La presentación del proyecto se llevó a cabo en “La Pulpería” de Casa Blanca, donde participaron, además del Intendente, el secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha; la directora de Desarrollo Productivo, Antonella Goyeneche; la coordinadora de la Licenciatura de Análisis Alimentario de la UTEC, Annabela Estévez y el docente de Gastronomía de UTU Martín Irrazábal.

“El Observatorio Gastronómico es un lugar para volar”, enfatizó el Intendente Olivera al comienzo de su alocución.

Es un lugar en donde las personas que tengan talento puedan acercarse, con el único requisito de tener pasión por lo que se hace en gastronomía y el deseo de probar cosas, de innovar”, agregó.

Definió la gastronomía como un arte que demanda una gran cuota de pasión, perseverancia y creatividad, por cuanto siempre busca la originalidad, la excelencia.

A veces es necesario generar espacios que den esa sensación de seguridad, donde el que se anime a volar sepa que estamos nosotros para acercarle un paracaídas, para crear las condiciones necesarias para que las cosas salgan bien”, agregó.

El Observatorio -consideró- proporcionará estas certezas, añadiéndole el componente de investigación, conocimiento y seguridad que aporta la UTEC, sumado a la formación, el espíritu crítico y la creatividad que vendrá desde la UTU, con el aporte de los estudiantes.

No hay nada más transformador que poner conocimiento y un diferencial que haga las cosas únicas, para darle a la gente experiencias y sensaciones que solamente se puedan conocer en Paysandú”, subrayó Olivera, equiparando los objetivos del Observatorio con procesos desarrollados en otros países con el cometido de delinear una identidad gastronómica.

También destacó el entusiasmo y la creatividad del Bureau Paysandú, así como la incorporación al Observatorio de los primeros emprendedores gastronómicos, como Belén Mazzilli y Agustín Batellini, que “se animaron a probar cosas nuevas”, a poner sobre la mesa un producto que tiene mucho de artístico y que, por sobre todo, es original, no es posible encontrarlo en otro lugar.

Por último hizo alusión al carisma del empresario Eugenio Schneider, recientemente fallecido, quien desde Casa Blanca siempre puso de manifiesto un espíritu interpelante, siempre dispuesto a innovar.

Conjunción de saberes

En el lanzamiento también participaron otras autoridades departamentales, como el director general de Desarrollo Estratégico y Sostenible, Eduardo Van Hoff y el director de Turismo, José Manuel Galván, además de invitados especiales como el cónsul argentino, Nicolás Domingo y representantes del sector gastronómico.

Goyeneche comentó que la generación de una propuesta gastronómica novedosa, de perfil netamente local, es el resultado de un largo proceso de trabajo en el que conviven la investigación, la tecnología y la tradición, pero a la vez una visión de mercado, un paciente trabajo de ensayo y error donde se recaba todo tipo de opiniones, con el objetivo de trascender, de conquistar gustos y mercados.

También sabemos que al sanducero le gusta ser parte de eso y por tanto nos hemos propuesto hacerlos parte de este laboratorio, de ese proceso que pocos conocen”, subrayó.

Annabela Estévez en tanto, indicó que desde el proyecto interinstitucional denominado Observatorio Alimentario se abordará la temática de los alimentos generados en Paysandú desde varias dimensiones, desde la fiscalización, la rotulación, la vida útil, el diseño y el origen, hasta el potencial turístico y la vinculación que puede establecerse con áreas de competencia de otros organismos públicos.

Estamos felices de ser parte del Observatorio Gastronómico”, aseguró y adelantó que se trabajará en la generación de ferias que posibiliten la comercialización de alimentos que están generándose en la UTEC, junto a todo lo que surja en el marco de este proyecto, sumado al aporte que puedan hacer otros emprendedores.

Irrazábal en tanto, explicó que UTU aportará a este proyecto “la parte cultural, de tradición”, las ideas que surgen de los estudiantes y también el análisis de fenómenos vinculados a la gastronomía que se generan en forma espontánea en la sociedad, a veces vinculados a cuestiones económicas.

“Con la ayuda de la Intendencia le daremos un puntapié inicial”, afirmó.

El lanzamiento del Observatorio Alimentario incluyó charlas de especialistas en gastronomía y una instancia de cata sensorial y evaluativa, con dulce de leche (Belén Mazzilli) y quesos artesanales (Agustín Batellini), elaborados en base a una mixtura entre ingredientes tradicionales y otros de tradición netamente sanducera.

Leave A Reply

17 − 6 =