El Intendente Nicolás Olivera encabezó habilitación de obras de urbanización del Mevir III de Villa Tambores

Se ha transformado un barrio”, afirmó este miércoles el Intendente Departamental Nicolás Olivera en Villa Tambores, al dejar oficialmente habilitadas las obras de urbanización del Mevir III de dicha localidad, donde el Municipio, con aportes de la Intendencia, construyó cordón cuneta, pavimentó calles y generó badenes que garantizan el eficiente escurrimiento del agua de lluvia. Se trata de una intervención sin precedentes, largamente esperada por los vecinos de este complejo.

Un barrio totalmente transformado

Con recursos, maquinaria y funcionarios del Municipio de Tambores, sumado a partidas excepcionales que la Intendencia Departamental distribuye entre los diferentes municipios, en el Mevir III de Villa Tambores se ejecutó una obra de urbanización que incluyó la pavimentación de 25 cuadras, la construcción de 3.000 metros de cordón cuneta y la generación de badenes que facilitan el escurrimiento del agua de lluvia y por consiguiente confieren durabilidad a la intervención.

El Intendente Olivera y el alcalde de Tambores, Ricardo Soares de Lima, encabezaron la habilitación de esta obra acompañados por otras autoridades departamentales como el secretario general de la Intendencia, Fermín Farinha; el director general de Obras, Horacio Mársico; el director general de Administración, Martín Thomasset y la coordinadora de Descentralización, Gabriela Gómez, así como las alcaldesas de Lorenzo Geyres y de Quebracho, Graciela Barrute y María Visoso, además del responsable técnico de la obra, el arquitecto Juan Carlos Turbán.

En su alocución, Olivera consideró que Paysandú “tiene una deuda con Tambores”, vinculada a décadas de un centralismo equivalente al que prevalece en el país desde el comienzo de su historia institucional, con una capital que concentra recursos y oportunidades.

“Incluso en periodo pasado se hizo un convenio con la Intendencia de Tacuarembó para avanzar en determinadas obras de vialidad, en donde la Intendencia no cumplió del todo con ese compromiso”, comentó.

Agregó que ahora, con la ejecución de esta obra oportunamente anunciada, también se honran los compromisos asumidos en tiempos electorales y se cumple con la obligación de realizar un uso responsable de los recursos públicos, logrando que la gente “sienta que lo que paga, en algún momento vuelve”.

Sentíamos la deuda que había con Tambores y de la mano del alcalde, del Concejo Municipal, dijimos: ‘vamos a saldar esa deuda’. De ahí salió esta linda obra, que primero fue preciso pensarla y juntar los recursos, pero que se ejecutó muy rápidamente”, destacó.

Intervención sin precedentes

Olivera recordó que se trata de la primera obra de estas características que se ejecuta en el área de Tambores inscripta en el Departamento de Paysandú y que además cambia sustancialmente la vida de los habitantes del Mevir III, con pavimento de calidad e infraestructura que garantiza durabilidad y eficiente gestión del agua de lluvia.

“Se ha transformado un barrio”, subrayó el Intendente.

Refiriéndose a su participación en una audiencia pública en la que los pobladores de Tambores discutieron acerca de la viabilidad de un proyecto de producción en la zona del denominado “hidrógeno verde”, Olivera auguró que, a partir de todas estas buenas noticias, el humor del pueblo irá cambiando, incorporando una visión más esperanzadora del futuro.

“Felicitaciones por la obra y esperamos volver pronto para hacer otras cosas más en Tambores”, concluyó.

Una obra anhelada

Por su parte, Soares de Lima recordó que el proyecto, por decisión del Ejecutivo Departamental liderado por el Intendente Olivera, se financió con un porcentaje de recursos del FDI que se destinan a “territorios municipalizados”, en este caso con una contrapartida de maquinaria y mano de obra del Municipio de Tambores.

Olivera tuvo la voluntad de distribuir esos recursos en los siete municipios de Paysandú”, destacó.

Agregó que la determinación de beneficiar a los habitantes del Mevir III obedeció a una sugerencia del Intendente respecto a intervenir en sectores que contaran con todos los servicios y también a la voluntad unánime del Concejo Municipal.

Se trata de una obra que era muy anhelada por nosotros, que además genera un precedente, porque es la primera de cordón cuneta que tiene Villa Tambores del lado de Paysandú”, afirmó el alcalde.

También hicieron uso de la palabra el responsable técnico del proyecto, el arquitecto Juan Carlos Turbán, y Agustina González, una vecina que destacó el impacto que tendrá esta urbanización y el estratégico uso que se está haciendo de los recursos públicos.

La jornada concluyó con el corte de cinta que dejó oficialmente habilitadas la intervención y un espectáculo de baile a cargo de “Las Fronteritas” y de la escuela de danza “Lalo Perezutti”.

Leave A Reply

diecisiete − seis =