Comenzaron las obras de los desagües pluviales en la cuenca alta Tacuarembó

Comenzó a ejecutarse la obra de los desagües pluviales en la cuenca alta en calle Tacuarembó, una demanda de los vecinos desde hace décadas que la actual administración decidió resolver a través de una obra que demandará unos nueve meses. “Es una deuda que tenemos desde hace mucho tiempo, es una obra de un millón y medio de dólares financiados por el Fideicomiso que el intendente Nicolás Olivera priorizó para resolver este problema que tenemos en una zona céntrica de la ciudad”, señaló el director de Obras, Horacio Mársico.

Una obra con buen resultado”

Desde la Intendencia Departamental se vio como prioridad la realización de los desagües pluviales en calle Tacuarembó, que beneficiará a cientos de vecinos en una zona en la que se inunda los días de lluvia.

“Es una obra con un buen resultado, que no se va a ver porque es subterráneo”, indicó Mársico. “Apostamos a esta obra y los beneficiarios de este sector de la ciudad lo van a ver claramente en el confort que van a tener los días de lluvia”, aseguró.

Los proyectistas de esta obra son municipales y lo ejecutará la empresa José Cujó SA, que fue la ganadora de la licitación. Serán nueve meses de obra a lo que se le sumará algún tiempo más debido a otras obras complementarias que realizará la Intendencia con mano de obra municipal, como el pavimento, la iluminación, entre otros.

Trazado subterráneo y ramales

La obra ya se inició la obra con unos caños prefabricados, un sistema que el ingeniero Gustavo Belvisi junto a la empresa ganadora de la licitación optaron como un sistema más ágil y de mejor calidad.

Esta obra contempla un trazado subterráneo con prefabricado de hormigón, que contempla unos 260 metros. Luego se complementa con dos ramales de micro drenaje de caños de PAD, es decir, de plásticos.

Asimismo, se harán “una cantidad importante de bocas de tormenta y detalles técnicos que forman parte de los complementos de este trabajo, son las captaciones y resto de elementos que componen la obra”, explicó Belvisi.

En tanto que además se crearán dos ramales, uno por calle Libertad desde avenida Salto hasta Tacuarembó; y otro en Silván Fernández desde Lucas Píriz hasta Tacuarembó. “Son dos ramales que forman parte de las captaciones fundamentales para llegar con el agua al punto final de la obra”, añadió.

La obra tiene su inicio en la intersección de las calles Tacuarembó y Setembrino Pereda, “si bien las inundaciones se producen en la zona de Carlos Albo y Tacuarembó, necesitamos captar el agua antes para que no llegue y se inunde ese punto en cuestión por lo que va a haber vecinos que van a ver una obra frente a su casa en una zona que no se inunda, pero tiene que ver con beneficiar a quienes realmente tienen el problema”. “La obra es mucho más grande de lo que se refleja en el problema”, aseveró.

Una muy buena obra”

“Necesitamos que los vecinos tengan paciencia, son obras lentas, muchas veces nos encontramos con vicisitudes que nos llevan a variar los tiempos, congeniar o valernos de una serie de implementos para poder salir adelante, y a veces se dificulta los plazos de entrega”, indicó Belvisi.

“Es una muy buena obra, de características importantes que va a solucionar un problema de inundación que tiene décadas”.

El punto final de la obra será en el río Uruguay, por lo que se deberá intervenir en la zona del Paseo de los Niños, ubicado frente al Irene Sosa. “Vamos a tener en cuenta eso para hacerlo rápidamente y no perjudicar el buen uso que le da la gente a esta zona”.

Leave A Reply

9 − 5 =