Olivera junto a Ministros de Ganadería, Ambiente y Defensa se reunieron con vecinos en Piedras Coloradas

El Intendente Departamental, Nicolás Olivera, y el Secretario General, Fermín Farinha, junto a los Ministros de Ganadería, Fernando Mattos; el de Ambiente, Adrián Peña; el de Defensa (I), Rivera Elgue; el presidente del Instituto Nacional de Colonización, Julio Cardozo; el alcalde de Piedras Coloradas y Guichón, Jhonn Cáceres y Martín Álvarez, respectivamente; y representantes de empresas forestales, se reunieron con los vecinos en el Salón Comunal de Mevir en Piedras Coloradas para analizar la situación que dejó el incendio que afectó la zona durante varios días.

“Sentí miedo de lo que podía pasar, pero en ese momento lo prioritario eran que los pueblos ni las personas corrieran peligros”, sostuvo Olivera. “En este caso y en el desastre, no hubo ni una vida ni un herido que lamentar”.

“El incendio más grande”

“Estaremos esperando las pericias y los estudios que se van a hacer, no es sano actuar por linchamiento, que es una práctica que se hacía hace siglos”, señaló el intendente en relación a buscar culpabilidad en “el incendio más grande que tiene memoria el Uruguay”.

Asimismo, Olivera indicó que lo sucedido servirá para replantearse cosas que se deben hacer, a la vez que valoró la presencia de los representantes de Estado y de las multinacionales, a quienes se les solicitó que “se tomen medidas y aporten lo que la gente les pide”.

El intendente resaltó además la presencia de las personas, quienes “se pusieron el traje de bombero y salieron a apagar el fuego”.

Temas urgentes

Olivera señaló que hay temas urgentes que resolver, como por ejemplo los animales que deben comer, así como también se les debe encontrar un lugar. También están los apicultores, que vieron afectadas sus producciones.

“Siempre van a ser pocos los recursos para todo lo que tenemos que hacer, todos nos llevamos algo para hacer”.

“Servir como enseñanza”

Mattos catalogó como de “enorme gravedad” lo sucedido en el incendio de mayor magnitud que se haya vivido en el país, en donde se consumieron más de 22.000 hectáreas. “La gente está sensible porque el impacto fue muy grande y la proximidad del fuego de la manera que se vio hizo temer por la integridad física de las personas y de las casas”.

“Tiene que servir como enseñanza, para medidas futuras que se tienen que tomar a efectos de dar mayor seguridad a los centros poblados”, aseguró el ministro de Ganadería. En este sentido, enumeró que las forestaciones no deben estar cercas de las viviendas y que, más allá de que ya existe esa reglamentación, es algo que se debe cumplir.

Emergencia agropecuaria

El ministro anunció además que se va a declarar la emergencia agropecuaria para las zonas afectadas de Paysandú y de Río Negro, que permitirá liberar algunos fondos de ayuda. “estamos en fase de evaluación de daños, no sabemos exactamente cuántos productores, cuántas cabezas de ganado, qué categoría, cuáles son las necesidades de alimentación que se requerirán”, por lo que habrá gente en territorio para evaluar las pérdidas.

Mattos aseguró que habrá recursos disponibles como por ejemplo alimentación que será donada por empresas que se dedican a la elaboración de raciones, así como también aseguró presencia del equipo de sanidad animal. Asimismo, anunció que se evaluará al sector apícola que también sufrió “daños importantes” en cuanto a la afectación de las colmenas.

“Hay voluntad del Gobierno Nacional para disponer de recursos para ayudar a la recuperación económica” de los productores ganaderos y apicultores.

“Establecer algún cuartelillo de bomberos en la zona, disponer de voluntarios debidamente equipados, y medidas que deberán tomar las forestales en cuanto a cortafuegos y de limpieza”, enfatizó el ministro.

“Este episodio es posible que pueda ocurrir pero hay que enfrentarlo de otra manera en cuanto a capacitación y entrenamiento, y con algunas obligaciones que las empresas forestales tendrán que asumir”.

Leave A Reply

diecisiete − 2 =