Olivera le rindió cuentas a la ciudadanía

En el marco de su primer año de Gobierno Departamental, el intendente Nicolás Olivera, realizó una rendición de cuentas en el Espacio Cultural Gobbi en donde expresó lo hecho durante los primeros 365 días y la proyección que existe para el próximo año. Al asumir, declaró la emergencia vial y se encontró con “un profundo deterioro de los bienes municipales”.

Situación económica delicada

Olivera señaló que al asumir encontró una Intendencia desbalanceada en cuanto a los números dado que faltaban $ 37.453 para pagar los sueldos de noviembre. Asimismo el estado de la maquinaria era malo, sumado al deterioro de los bienes municipales, los edificios, las plazas y los espacios públicos.

“Nos impuso tomar una primer medida enérgica y poco simpática, la austeridad total, contención del gasto, racionalización de los recursos humanos y renegociación de distintos contratos y adquisiciones de bienes que la Intendencia hacía”, indicó el intendente. En este sentido, se renegociaron contratos con Ancap, Antel y Banco de Seguros del Estado que permitieron mantener los mismos servicios en mejores condiciones.

Los nuevos contratos permitieron “generar un ahorro que en el quinquenio serán varias decenas de millones de pesos, que se traduce en los sanduceros”, añadió.

Manejo racional de los recursos

También se implementó un plan de regularización de adeudos de carácter inédito, con grandes beneficios para los buenos pagadores y posibilidad de regularizar deudas en todos los tributos, con quitas de hasta el cien por ciento en multas y recargos. Según indicó el intendente, hasta el momento se llevan realizados 663 convenios.

Asimismo, anunció que en pocos días se adjudicará una licitación pública para la gestión de cobros de la cartera de morosos y deudores “que no han querido pagar y cumplir con sus obligaciones con la Intendencia”, aseveró.

Olivera destacó la firma del convenio colectivo con Adeyom por el resto del período, en donde se reconoce la mano de obra municipal y los técnicos municipales, en donde “radica buena parte del éxito de lo que podamos hacer de acá en más”.

Resaltó además los acuerdos con los funcionarios, como el pago por productividad que comenzó con los funcionarios que realizan cordón cuneta, para luego continuar con los que realizan carpeta asfáltica, y así sucesivamente.

Se brindaron además decenas de capacitaciones a funcionarios municipales, en donde “sentíamos que el ánimo estaba alicaído, los funcionarias reivindicaban no solamente ganar más, sino trabajar mejor”, dijo el intendente.

Por su parte, se logró un tratamiento igualitario con el transporte público, impulsándose la firma de un convenio con el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y con la empresa Copay que permite subsidiar el cien por ciento del boleto estudiantil.

Trabajo e inversión

“Encontramos un departamento con cinco puntos por encima de la media nacional de pobreza”, lamentó el intendente, que se traduce en 20.000 sanduceros. “Había que hacerse cargo”, por lo que rápidamente se trabajó en conjunto con el Ministerio de Desarrollo Social y la Dirección de Promoción Social.

En este sentido, bajo las directivas trazadas por el Intendente Olivera, se implementaron estrategias orientadas a contener a los sectores más vulnerables de la sociedad y generar alternativas de empleo. Tras gestiones realizadas ante el Gobierno Nacional en coordinación con otras intendencias, se instrumentó en Paysandú el programa Jornales Solidarios, que generó más de 400 puestos de trabajo en la órbita de la Intendencia Departamental, en un formato de vinculación temporal, entre los meses de junio y noviembre, que se extendieron hasta marzo.

Asimismo, se implementaron políticas de captación de inversiones con el objetivo de posibilitar el desembarco en Paysandú de empresarios dispuestos a llevar adelante emprendimientos capaces de generar empleo y revitalizar la plaza comercial local.

Con socios estratégicos como el estudio Vuille Lafourcade, se desarrolló una agenda de trabajo que posibilitó la instalación en Paysandú de emprendimientos vinculados al reciclaje de residuos, servicios de ingeniería y fabricación de hormigón, que generaron decenas de puestos de trabajo directos, beneficiando a muchas familias.

Este programa  estratégico contempló la creación de la agencia “Paysandú For Export” y la participación virtual y presencial del Intendente Olivera en jornadas empresariales y académicas de alcance continental, donde sistemáticamente expuso las grandes ventajas de invertir en Paysandú, tomando en consideración aspectos estratégicos, logísticos, tributarios y de capacitación de recursos humanos.

“Algunos definieron venir, a otros hay que terminar de convencerlos”, aseguró el intendente, quien afirmó que la Intendencia “podrá lo que haya que poner” para que los inversores aterricen en Paysandú.

Flota en condiciones y emergencia vial

Al asumir se declaró la emergencia vial, y se puso en conocimiento que solamente funcionaba el 41% de la flota de la Intendencia, por lo que hubo que ponerla en condiciones, lo que demandó una inversión entre 60 y 70 millones de pesos.

En el primer año de Gobierno, se llevan reparadas 736 cuadras, con un promedio de 2.01 cuadras por día calendario, y 12.450 metros lineales de cordón cuneta. Asimismo, anunció que ya está operativo en la página web de la Intendencia el Monitor Vial, en donde cualquier persona puede acceder y ver cómo se está trabajando y lo que está proyectado.

“En la ciudad faltan hacer 2.148 cuadras, y debemos cumplir en cada pueblo y en cada localidad”, en donde ya se ha trabajado y se continuará. En este sentido, se llevan realizados 800 kilómetros de caminería rural.

Para mejorar estos números, se recuperó la planta de carpeta asfáltica y se adquirió maquinaria vial por 3,5 millones de dólares, lo que permitió la concreción de obras indispensables para muchas familias como la urbanización del barrio Domingo Savio, la construcción de un puente en la zona de Ciudad de Young y 44 sur y la remodelación de Bulevar Artigas entre Avenida Soriano y Parkway.

Olivera anunció además la colocación de la nueva planta asfáltica en el predio del Parque Industrial, ubicado en camino a Casa Blanca.

También se concretó el comienzo de obras de extensión de redes de saneamiento en los barrios Los Ceibos, Parque y Obreros Unidos. Asimismo, concluye la remodelación del Parque París Londres, donde se generará un Jardín Botánico y en breve comenzará la instalación de pluviales de gran porte en la denominada Cuenca Tacuarembó, en tanto avanzan a buen ritmo las obras en el Paseo Costero, entre la zona del Obelisco y Playa Park.

En el Área de Servicios fue necesario desandar un prolongado proceso de deterioro de camiones recolectores y contenedores de residuos domiciliarios, así como del servicio de barométrica. Se compraron además, dos camiones recolectores nuevos y el próximo año arribarán dos más.

Con los recursos disponibles y nuevas inversiones se logró racionalizar y hacer más eficiente el servicio de recolección, lo que se complementó con la compra, por primera vez desde la implementación de este sistema, de contenedores fabricados en Paysandú.

También se atendió la compleja situación del Vertedero, el que Olivera reiteró que se va a cerrar, y se implementó un amplio programa de recuperación de espacios públicos, lográndose la remodelación de plazas, plazoletas, jardines, canteros y otros espacios verdes que realzan la ciudad e invitan a disfrutar al aire libre.

Atención al contribuyente

Ser más eficientes también implicó mejorar y modernizar los procedimientos; capacitar a los funcionarios y mejorar el servicio que se brinda a los contribuyentes en áreas particularmente sensibles.

En este marco, se puso en marcha un Plan de Modernización que incluyó la generación de auditorías en áreas consideradas estratégicas, orientadas a la obtención de certificaciones de calidad, con capacitaciones, modernización de los sistemas y reforzamiento del equipo, entre otras acciones.

Asimismo, para minimizar las demoras y mejorar la experiencia de los usuarios, habilitamos la línea 1865, que permite un acceso telefónico más rápido y eficiente a todas nuestras reparticiones.

Más desarrollo

La reactivación del mercado laboral no solamente se fundamenta en el trabajo de captación de inversiones y la generación de condiciones propicias para la instalación de emprendimientos, tal cual sucedió con el proceso que finalizó con la apertura de una sucursal de El Dorado en Paysandú, donde se generaron 80 puestos de trabajo directos.

Se reimpulsó y fortaleció el trabajo de la Escuela Departamental de Artesanías; se instrumentó la Escuela de Oficios Digitales y se reactivó el programa de generación de pozos semisurgentes dirigido a pequeños productores, al tiempo que se dio un nuevo impulso al programa Alma de Pueblo, que rescata el trabajo y la creatividad de los artesanos de todo el departamento. En este programa han participado más de 150 emprendedores de todo el departamento, principalmente del interior profundo, algo que destacado por el intendente.

Asimismo, se llevaron adelante gestiones orientadas a fortalecer el potencial de Paysandú como enclave logístico, lográndose que el aeropuerto “Tydeo Larre Borges” sea incluido en el Sistema Nacional de Aeropuertos y reciba una inversión de 8 millones de dólares para su remodelación y operativa.

Se creó la Escuela de Oficios Digitales, con el objetivo de generar capacitaciones pensando en el mundo que se viene. Allí se generó alianza con el Centro de Estudios de Software (CES), perteneciente a la Facultad de Ingeniería, en cursos que comenzarán a principios del próximo año.

Trabajo en todo el departamento

Años de postergaciones habían dejado al interior departamental en una situación de emergencia vinculada fundamentalmente a la falta de recursos, el deterioro de la caminería y la escasez de servicios.

A través del área de Descentralización y a partir de instancias con los vecinos encabezadas por el Intendente, se realizó un amplio relevamiento de las principales necesidades de los vecinos y se estableció un cronograma de trabajo que involucró a varias reparticiones.

En base a esta planificación, se recuperaron caminos y se establecieron acuerdos con organismos nacionales para reforzar servicios esenciales como el abastecimiento de agua potable.

Además, para garantizar la llegada de recursos, se monitoreó el estricto cumplimiento en cuanto a la entrega y ejecución de partidas correspondientes al Fondo de Incentivo a la Gestión de los Municipios.

En el interior también se mejoró la infraestructura deportiva y se implementaron programas de perfil cultural.

Deportes

En base a la premisa establecida por el Intendente Olivera de brindar apoyo a los jóvenes talentos del deporte sanducero, se instrumentó el programa Sueño Olímpico, que apunta a la captación de nuevos valores, a quienes se ofrece entrenamiento especializado a cargo de profesionales e incentivos para competir a nivel nacional y regional.

Este programa se ejecuta en coordinación con las Escuelas de Iniciación Deportiva y con otros programas como Box por la Vida y Todas Juegan. Se está en plena ejecución de la remodelación del Velódromo, que tiene allí la figura del medallista olímpico Milton Wynants como entrenador de los ciclistas que han representado a nuestro país con buenos resultados.

Con el objetivo de ser más inclusivos, se creó el programa “Acercando el Deporte”, una propuesta dirigida a niños, niñas y adolescentes de localidades del interior, quienes viajan periódicamente a la capital departamental para participar en la actividad de las escuelas deportivas, visitar espacios de divulgación y enseñanza de diferentes disciplinas, así como disfrutar de espacios de socialización.

Cultura

Tanto en el deporte como en la cultura, el Intendente exhortó a revalorizar y reivindicar el talento de los sanduceros y generar las condiciones para el desarrollo de actividades que pongan en valor a nuestros artistas más emblemáticos.

Este compromiso de jerarquizar e incentivar todas las expresiones culturales, apostando a nuestros talentos, se tradujo en el posicionamiento de Paysandú como epicentro de la divulgación y enseñanza del tango, bajo el slogan “Paysandú es Tango”.

En este marco, también se concretó la conformación de “La Milonguera”, bajo la órbita de la Dirección de Cultura; se instrumentó la Formativa en Tango, bajo la coordinación de Carla Mazzolini y Gaspar Godoy, en el Espacio Cultural Gobbi, donde cada 15 días se organiza “La Tanguería”, abierta a todo público.

También se organizó un homenaje a Los Iracundos al conmemorarse el 60º aniversario de su debut en el Teatro Florencio Sánchez, en el marco de festejos que incluyeron la proyección de la película documental “Un tal Eduardo”, el descubrimiento de una placa conmemorativa y una velada que se denominó “Los Iracundos de gala”, con la actuación del mítico grupo junto a la Banda “José Debali”.

Desde la Dirección de Cultural también se organizó el programa “Arte Club”, que lleva a diferentes barrios de Paysandú la enseñanza de diversas disciplinas artísticas, incentivando la creatividad y la expresión integral de niños y niñas.

Además, se organizaron eventos de proyección regional como el Festival de Teatro “La Heroica”, se equiparon las salas culturales y se implementaron propuestas innovadoras y de perfil formativo, como el Taller de Luthería.

Se realizaron inversiones en salas con más de 200 eventos que acogieron a más de 20.000 personas en el último año.

En Turismo

La actividad turística fue una de las más golpeadas por los efectos de la pandemia, con infraestructuras cerradas y nulo acceso de turistas de la región.

Ante este escenario, la Intendencia trabajó en el incentivo de actividades al aire libre y en la jerarquización de propuestas dirigidas fundamentalmente al turismo interno, lográndose el desarrollo de una exitosa temporada de playas, con más infraestructura, más servicios y propuestas innovadoras como juegos acuáticos.

También, tras muchas décadas de espera, se logró la reapertura al público del denominado “Castillo Morató”, imponente pieza arquitectónica que domina la estancia “Buen Retiro”, en las cercanías de Guichón.

Con el objetivo de reinsertar definitivamente a Paysandú en la agenda turística regional, se ejecutaron importantes reformas en Termas de Almirón y se anunció el inicio de obras de ampliación y remodelación en Termas de Guaviyú, donde se construirán nuevos vestuarios, baños, piscinas y caminos internos, en tanto se implementará un sistema de gestión sustentable del recurso termal.

También se posicionó a Paysandú como sede del Congreso Internacional de Turismo Religioso y Sustentable, previsto para 2022.

Proyectando el 2022

 Para el próximo año, el Intendente Departamental anunció una serie de obras y proyectos con el objetivo de seguir fomentando el desarrollo de Paysandú. En este sentido, señaló que está próximo a lanzarse el concurso nacional de arquitectos para llevar adelante la remodelación del Estadio Cerrado que pasará a ser un Centro de Eventos, con una inversión que ronda los 4 millones de dólares.

Asimismo, señaló que comenzarán con la obra en la cuenca Tacuarembó, con el objetivo de solucionar un problema de inundación que se sufre en la zona desde hace varias décadas. Asimismo, Olivera anunció las obras en Termas de Guaviyú, en donde se reacondicionarán los baños, los vestuarios, el auditorio y se hará una nueva piscina.

Avenida España es otra de las obras que está en carpeta para el próximo año reacomodando las piezas ornamentales que no están en buen estado, con apoyo de una profesional proveniente de España. Asimismo, anunció que con el estudio técnico realizado por parte de profesionales de la Intendencia se continuará la reforma desde Cerrito hasta Montecaseros.

“La plaza Constitución cambiará para bien”, dijo Olivera. Allí se redefinirá la fuente, el espacio y partes verdes, se creará un Centro de Interpretación de la Defensa “para que sanduceros y quien venga a Paysandú pueda recorrer de manera virtual la gesta que nos define como departamento”, aseguró.

Se realizará un acondicionamiento térmico en el Teatro Florencio Sánchez; se pavimentará el camino entre Piñera y Morató, “una obra histórica por recursos”, afirmó.

“Hubo aciertos y errores, de esto último me hago absolutamente responsable, el mérito de los aciertos se los dejo a los verdaderos gestores que es el equipo de Gobierno y a cada funcionario que puso lo mejor de sí para lograr los objetivos que nos planteamos”, señaló el intendente.

“No hay experiencia más hermosa que hacer lo que uno ama, yo amo profundamente ser servidor público, amo servir y busco todos los días por todos los medios posibles que todo el equipo sienta el amor que uno siente”, afirmó Olivera.

El intendente aseguró que “no queríamos esperar para hacer el último año lo que podíamos hacer desde el primero; queríamos y queremos que por una vez la gente sienta que los recursos que nos confían vuelven en obras y servicios”.

“Somos sabedores de que no todo es color de rosas, que falta muchísimo, pero hoy volvemos a asumir más compromisos con los sanduceros, el de entregar cada gota de transpiración de cada día a esta causa hermosa y tan demandante que es poner de pie al departamento”, culminó.

Leave A Reply

15 + 4 =