Olivera anunció intervenciones en caminería rural en la zona de la Escuela 45, en jurisdicción del Municipio de Porvenir

Tras una nueva reunión con vecinos, el Intendente Nicolás Olivera dispuso que en el mes de noviembre comenzarán trabajos de caminería rural en la zona ubicada al norte del kilómetro 10 de Ruta 90, en las cercanías del Paso Guerrero. En este sector, ubicado en jurisdicción del Municipio de Porvenir, en el presente periodo la Intendencia ya cumplió con varias solicitudes formuladas por la comisión de fomento de la Escuela 45.

Se cumple con lo comprometido

Esta tarde, en el local de la Escuela 45, el Intendente Olivera encabezó una nueva reunión con vecinos acompañado por el director general de Obras, Horacio Mársico; la coordinadora de Descentralización, Gabriela Gómez; el director de Alumbrado, Héctor Acland; el director de Vialidad y Construcciones, Manuel De Souza; el director de Desarrollo Rural, Roberto Davyt y el inspector de Caminería Rural, Rafael Cerrudo.

En esta oportunidad, la directora del centro educativo, Nelsi Rocha, destacó que tras aquella reunión convocada por la comisión de fomento y de la que también participó el Intendente Olivera, rápidamente la Intendencia cumplió con lo solicitado y se concretó el reforzamiento del alumbrado y la mejora del camino adyacente al local escolar, en tanto se incorporaron juegos infantiles, se tramitó la emisión de un bono colaboración y se aprobó la instalación de cartelería de tránsito.

“Todo lo que solicitamos se cumplió”, subrayó la docente.

Los vecinos como prioridad

En la reunión de esta tarde, el planteo de los vecinos refirió sustancialmente al mal estado de la caminería, en particular de las calles 28, 29 y 30, así como las denominadas con las letras D, J, N y M, al tiempo que también realizaron solicitudes puntuales vinculadas a Alumbrado Público, cruces de caños y animales sueltos.

Tras escuchar los planteos, Olivera subrayó que la Intendencia se hace responsable y, en la medida de sus posibilidades, acerca soluciones, sin perjuicio del gran nivel de deterioro que exhibía la caminería rural del departamento al comienzo del periodo, lo que viene atendiéndose en base a un amplio plan de recuperación que avanza en varias jurisdicciones.

Ratificó que la Intendencia, sin reparar en cuestiones jurisdiccionales, apunta a generar soluciones y, si detecta un déficit o recibe un planteo, rápidamente pone a disposición personal y recursos para atender las necesidades de los vecinos, ya sea vinculadas al estado de la caminería como a otras cuestiones esenciales como la recolección de recursos.

“Cuando generamos compromiso, se cumple”, subrayó.

Recordó que la zona aledaña a los kilómetros 11, 18 y 24 de Ruta 90, así como en áreas adyacentes como Puntas de Cangüé y La Tentación, en los últimos meses se han desplegado tres equipos de trabajo para la recuperación de la caminería, siendo una de los sectores del departamento que más atención ha demandado, llegándose a recuperar 120 kilómetros.

No obstante, dado lo razonable de lo planteado en esta oportunidad, se comprometió a redoblar los esfuerzos e iniciar en la zona, en la primera quincena de noviembre, un nuevo programa de recuperación profunda de la caminería.

“La idea es dejarla en las mejores condiciones posibles”, afirmó el Intendente y exhortó a los vecinos a, una vez concluidos los trabajos, colaborar en el cuidado de la obra y evitar el deterioro vinculado a la circulación de vehículos pesados los días de lluvia.

Asimismo, se comprometió a cumplir con otros reclamos vinculados al reforzamiento del Alumbrado Público en sectores puntuales muy transitados y a la reparación de algunos cruces de caños.

Leave A Reply

19 + 8 =