Dirección de Tránsito continúa con campaña de prevención

La Dirección de Tránsito de la Intendencia de Paysandú continúa con las campañas de prevención de siniestros, haciendo hincapié en esta instancia en el uso de las luces de los vehículos, la colocación de los espejos, el uso de chalecos y la quita de cartelería de los canteros centrales de las avenidas.

Las 24 horas, los 365 días

“Estamos llegando a momentos de baja iluminación como es el invierno, por lo que insistimos con una norma que es las 24 horas, los 365 días del año, que es el uso de las luces cortas o cualquier otro sistema que los autos y motos modernas tienen”, indicó el director de Tránsito, Ing. Lucas Facello.

Las luces hay que mantenerlas prendidas no solamente para ver, sino también para ser visto dado que “una moto con luz delantera encendida, luz trasera roja y con chaleco, es una vacuna (como la del Covid-19) contra un siniestro”, explicó.

“Los últimos siniestros que lamentablemente hemos visto y sufrido, son personas que no usan chalecos, no digamos que esa fuera la cusa pero seguramente fue uno de los factores que hizo que un conductor u otro no se vieran”, añadió.

El uso del chaleco y los espejos

Desde la Intendencia se han donado chalecos a diferentes instituciones y empresas, así como también al Hospital, a la Policía, a Comepa y a Adeyom –entre otros–, por lo que ahora se trabaja con empresas que brindan servicio de delivery para continuar con la concientización.

“Estamos continuando con los cursos e insistiendo con esos chicos y chicas que se dedican a esta tarea tan importante, que tienen que cuidarse”, aseguró Facello.

Por otra parte, preocupa la utilización de los espejos, más allá de que se ha mejorado en este aspecto. “Al iniciar la gestión las motos sin espejos eran un 40 por ciento de las que circulan, pero hoy ese porcentaje se redujo y estamos en el entorno del 10 o 20% de motos sin espejo, siempre hablando del área céntrica”, explicó.

“La gente se fue concientizando” destacó el director de Tránsito, quien además indicó que este trabajo se hizo mediante notificaciones. “Se hizo con notificaciones y si alguien cometía una infracción se le daba la opción a la persona de colocar el espejo, algo que continuamos haciendo porque es una campaña”, indicó.

Facello aclaró que si el vehículo no contiene espejos se cae en una infracción de tránsito que tiene un valor monetario “muy inferior a pasar un día en CTI, que es lo que puede producir el no uso de casco o no tener espejos para ver a los demás vehículos”.

Cartelería en canteros centrales

Desde la Intendencia, a través de los inspectores de tránsito, se viene llevando a cabo un trabajo de notificación para que los comercios quiten los carteles que ubicaban en los canteros centrales de las avenidas, principalmente en avenida Salto, Wilson Ferreira Aldunate, Soriano y Bulevar Artigas.

“Queremos agradecer a todos los comercios de Paysandú, quizás alguno se vio sorprendido que los inspectores iban a notificarlos sobre la existencia de carteles que, según ellos, hace mucho que tenían en canteros centrales de avenida Salto, Wilson Ferreira Aldunate, Bulevar Artigas, avenida Soriano”, señaló Facello.“Eran carteles que no estaban autorizados y en varias ocasiones obstaculizaban al llegar a la esquina y nos distraían de ver otros vehículos”, explicó.

“Unos vecinos nos agradecieron la colocación de señales a una manzana, verifiqué y no habíamos colocado ninguno, simplemente sacamos la cartelería y empezaron a aparecer los carteles viales que se habían colocado en otros momentos”, relató.

Leave A Reply

cuatro × uno =