imagen 003

La Intendencia desarrolló una serie de intervenciones para dejar en las mejores condiciones posibles el centro termal de Guaviyú que se apresta a recibir una importante cantidad de visitantes por el feriado de año nuevo.

Entre otras acciones, el gobierno departamental colaboró con los vecinos de la Sociedad Fomento que concretan el proyecto de la galería a cielo abierto, generando un nuevo atractivo para el lugar. El 95 % de la motelería de la Intendencia está reservada para el fin de semana.

Más movimiento que en Navidad

Martín Villalba, encargado del centro termal, estimó que el ingreso al centro turístico “se incrementará” respecto al fin de semana anterior cuando “hubo mucho movimiento”, con alrededor de 5.000 turistas en el predio.

“Tenemos un 95 por ciento de los moteles reservados y también hay una alta demanda en la motelería privada”, informó el funcionario.

Mantenimiento y reforzamiento de servicios

El encargado informó que, preparando el centro para recibir a los visitantes, por estas horas tareas se realizaron acciones de recuperación del parquizado y reforzamiento de la iluminación “en todo el predio”, en colaboración con personal de Alumbrado Público del Departamento de Obras.

En la zona de camping también se reparan bancos, mesas y churrasqueras, en tanto se están pintando las paredes exteriores del complejo de piscinas cerradas. Respecto a lo planificado para 2018 en el centro termal, Villalba adelantó que se realizarán “varias intervenciones”.

Fotogalería a cielo abierto

Recientemente, en el marco de la primera parte del proyecto Cosas de Pueblo de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), la Comisión de Fomento de Termas de Guaviyú, junto a la Administración del centro turístico, instaló una fotogalería a cielo abierto en la zona norte del predio.

La exposición se inscribe en el 60º aniversario del complejo e ilustra en imágenes un proceso que comenzó con la fallida búsqueda de hidrocarburos realizada por Ancap en la década del 50.

En relación a la instalación de la fotogalería, Villalba informó que esta tarea, entre otros aportes de la Intendencia, demandó en contrapartida unas 800 horas de trabajo de los funcionarios de termas, así como la aplicación de 200 metros cuadrados de hormigón, la construcción de dos pérgolas, tendido eléctrico e instalación de bancos y macetas.

Consideró que esta obra modificó la dinámica del predio y es además muy visible desde la ruta 3, ya que son 200 metros de paseo, con un portal de bienvenida y fotografías con iluminación individual.

Aseguró que en muchos aspectos la Sociedad de Fomento se ha convertido en un “socio estratégico” de la gestión, en tanto destacó el rol de los trabajadores de la Intendencia en la concreción de esta “importante obra”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados