operativo ambulancia

A través del director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, la Intendencia ratificó su repudio al ataque perpetrado contra otro inspector de tránsito y exhortó a la sociedad a reflexionar. El jerarca informó que se reforzará el equipamiento de los funcionarios y se buscará mejorar la coordinación del apoyo policial en los procedimientos.

Condena al ataque y solidaridad con el funcionario

Un inspector de tránsito resultó gravemente lesionado al ser embestido -ex profeso- por un motociclista, cuando desarrollaba su labor en un puesto de control instalado en avenida Doctor Roldán y Andresito. Inmediatamente, la Intendencia a través del director de Tránsito, Federico Álvarez Petraglia, expresó públicamente su enfática condena al ataque y su solidaridad con el trabajador, que experimentó fractura expuesta de pierna derecha y traumatismos leves, mientras el atacante continúa prófugo.

En las últimas horas, tras mantener una reunión con parte del cuerpo inspectivo de Tránsito, Álvarez Petraglia ratificó su condena la agresión y su preocupación, así como su “solidaridad con el funcionario”.

“Fue vilmente atacado mientras estaba cumpliendo su tarea, como cualquier trabajador, como cualquiera de nosotros”, subrayó.

No fue un accidente

Respecto a las características del episodio, insistió en que “no fue accidental”, sino que, de acuerdo al testimonio de quienes lo presenciaron, el conductor –que circulaba “con el casco levantado”-  “vio al funcionario municipal, bajó el casco; aceleró la moto y lo embistió directamente, sin mayores miramientos”.

“Condenamos radicalmente este tipo de acciones y también transmitimos el apoyo absoluto, de parte de la Dirección de Tránsito, de la Intendencia, al trabajo de los inspectores”, subrayó.

El director de Tránsito indicó que los inspectores, en lugares identificados como de mayor siniestralidad, están desarrollando su actividad “en beneficio de la población de Paysandú”.

Más tecnología y apoyo policial

Respecto a la reunión que mantuvo en la noche del jueves 10 de agosto, con parte del equipo de inspectores, informó que en esa instancia se analizaron diversas alternativas “para mejorar la situación de ellos”, ya que actualmente “están muy expuestos”, fundamentalmente a “agresiones verbales de muy subido tono”.

En el encuentro los funcionarios plantearon la necesidad de incrementar el apoyo policial, inquietud que –indicó el jerarca- es atendible y, si bien la contribución del Ministerio del Interior es muy bien evaluada por la Intendencia, se harán gestiones para afinar la coordinación, tanto con Jefatura como con la Policía Nacional de Tránsito.

“Estamos conformes con la Jefatura de Policía y esto no es una crítica, sino todo lo contrario, ya que cada vez que lo hemos solicitado, siempre ha estado”, enfatizó y confirmó que se apuntará a mejorar la coordinación.

También se plantearon mejoras en el equipamiento, como los de intercomunicación (walkie talkies) así como reforzar la dotación de cámaras go pro.

“Vamos a tratar de que el lunes, a más tardar, todos estén dotados de esa tecnología”, adelantó.

Llamado a la reflexión

Ante lo lamentable de la situación que atraviesa el funcionario agredido, Álvarez Petraglia exhortó a la sociedad sanducera a la reflexión, porque “no se puede poner en la misma balanza la vida de una persona, con la eventual aplicación de una infracción de tránsito”.

Recordó que en el dorso todas las boletas de infracción se aclara que el contribuyente, en un plazo de diez días hábiles, puede hacer un descargo e impugnar la penalización. Por tanto, “no tiene por qué tomárselas con el inspector, que solamente está cumpliendo con su trabajo”.

“Si se considera que la racionalidad del inspector llevó a una resolución equivocada, entonces, como en cualquier país civilizado, lo que debe hacerse es presentar un pequeño escrito –incluso escrito a mano-; dar las explicaciones del caso y con eso generar un expediente. Si tiene razón, se la vamos a dar. Pero no es necesario entrar en intercambio o insultar a los inspectores”, subrayó.

Habrá acciones penales

El director de Tránsito recordó que este tipo ataques verbales, perpetrados contra funcionarios públicos, obstaculizan el cumplimiento de la función y configuran desacato, por lo cual es factible de acciones penales.

“Ante este tipo de actitudes, la Dirección de Tránsito empezará a tomar medidas de tipo penal, es decir, empezar a denunciar a aquellos conductores que ‘se pasen de la raya’ en el diálogo con los inspectores”, afirmó.

Asimismo, recordó que desde hace un buen tiempo se viene trabajando con los inspectores para, precisamente, mejorar la vinculación que establecen con la ciudadanía, garantizando el debido respecto en el transcurso de las inspecciones y proporcionando la debida información del procedimiento, con énfasis en la educación vial.

Finalmente, expresó su deseo de que en breve plazo la Policía dé con el paradero del agresor y sea conducido ante la Justicia.

 

Artículos Relacionados
София plus.google.com/102831918332158008841 EMSIEN-3