imagen 046El número de desplazados por la creciente y registrados en el Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECOED) asciende a 3065 personas. Mientras tanto, el río sigue bajando “muy lentamente”, confirmó el coordinador del Centro. Marco García destacó que la organización trabaja atendiendo la emergencia y en la preparación de lo que será el operativo de retorno de los damnificados a sus viviendas.

El río continúa descendiendo lentamente

Cuando promediaba la mañana de este lunes 19 de junio el río frente al puerto local marcaba una altura de 7,90 metros. “Desciende muy lentamente, pero está bajando al fin”, destacó el director de Servicios de la Intendencia y coordinador del Centro Coordinador de Emergencias Departamentales (CECEOD), Marco García.

Según las previsiones que desde la represa de Salto Grande se aportan al organismo local, en las próximas jornadas no se estarían produciendo precipitaciones “lo que hará que el descenso sea más notorio aún sobre el fin de semana”.

El trabajo en tres niveles

García explicó que el Comité Departamental de Emergencias “trabaja en este momento en 3 niveles”.

En primer lugar, continúa abocado a cuidar la situación de las personas que fueron desplazadas de sus viviendas por la creciente y que ahora están alojadas en los lugares provistos por la organización.

El total de desplazados registrados al momento en CECOED es de 3065 personas que conforman 938 núcleos familiares. De ese número, 2760 son autoevacuados y 305 permanecen en los refugios preparados y atendidos por el Centro.

No obstante, la cifra de desplazados se incrementará en tanto el Comité de Emergencias sigue recibiendo denuncias de personas que si bien ya hace varios días dejaron sus viviendas, no habían cumplido el trámite para registrarse en el servicio.

En los 7 refugios habilitados ante la problemática de la creciente se mantienen todos los servicios “brindados desde el comienzo de la emergencia”. El jerarca enumeró: “las cuatros comidas diarias, la atención desde el punto de vista de la salud e incluso varias actividades, como las que se llevaron a cabo el fin de semana por parte de varios grupos de voluntarios, que apuntan a la recreación de las personas desplazadas, especialmente de los más pequeños”.

Preparación del plan retorno

Una segunda línea de trabajo refiere a la preparación del proceso de regreso de los damnificados a sus hogares y, posteriormente, en un tercer orden, la organización de la operativa para concretar las mudanzas, explicó García.

Afirmó que el proceso de retorno “es más complejo que el proceso de evacuación” dado que aparecen una serie de riesgos que el Comité “debe minimizar o mitigar” para preservar la integridad de la gente.

Citó, en primer lugar, la necesidad de controlar que consecuencias provocó la creciente en la infraestructura de las viviendas y en los tendidos eléctricos. Para esto, “se han conformado 6 equipos con personal de UTE y de la Intendencia que tendrán la tarea de hacer las revisiones técnicas de los hogares para habilitarlos desde el punto de vista de la instalación eléctrica y de su infraestructura”.

Paralelamente, desde el área de la salud, “en tarea encabezada por el propio director Departamental de Salud, continuará en lo que es el monitoreo sanitario de todos las personas afectadas por la emergencia”.

García recordó que ya desde hace unos días, desde que el río comenzó a bajar, se iniciaron tareas de limpieza en los espacios que el agua va liberando a través del Programa de Barrido Otoñal y anunció que la tarea contará, además, con apoyo en maquinaria de los Departamentos de Obras y de Servicios de la Intendencia, del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, de Bomberos y de la Comisión Administradora del Río Uruguay (CARU).

“En la medida que el río va bajando, aprovechamos para ir limpiando la basura que deja, para después hacer una limpieza más profunda de las calles que incluye desinfectación de las vías públicas”, explicó.

Mientras tanto, a través de la Dirección de Higiene, la Intendencia asistirá a los vecinos afectados “en lo que hace a desinfectación, fumigación y desratización de las viviendas afectadas”.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Artículos Relacionados